Volver a los detalles del artículo En el trabajo en equipo, ¿el todo es la suma de las partes?